Cirugía Craniofacial & Maxilofacial

 

Cirugía Craneofacial & Fisuras

Síndromes Faciales

Son un conjunto de alteraciones genéticas o congénitas que se presentan como alteraciones en la morfología facial y de otras partes del cuerpo. En muchos síndromes existen diversos componentes expresados con mayor o menor medida; los síndromes faciales son complejos debido a que la aceptación social y el desarrollo de los sentidos como la vista y el gusto pueden verse alterados.

Muchos de estos síndromes faciales deben ser tratados de forma quirúrgica en etapas precoces de la vida (después del primer mes) y su objetivo fundamental es asegurar la vida del paciente. Los síndromes faciales tienen correcciones secundarias y terciarias destinadas también a mejorar la función y la estética facial. El equipo que las trata es multidisciplinario donde la etapa de la cirugía maxilofacial es crucial.

Los síndromes faciales mas frecuentes son la Secuencia de Pierre Robin, Treacher Collins, Microsomia Hemifacial, entre otros. Ellos se caracterizan por la deficiencia de desarrollo de la mandíbula lo que disminuye la capacidad de respiración y por alteraciones óseas que definen alteraciones de tejidos blandos.

Síndromes Faciales
Síndromes Faciales

Tratamiento

El tratamiento de estas patologías esta ligado a osteotomías óseas que permitan el crecimiento progresivo de los huesos. Las técnicas de distracción osteogénica han presentado éxito en la terapia ya que permiten un crecimiento progresivo de los huesos de la cara, mejorando las condicionantes de la vida del paciente; esta técnica consiste la manipulación de los tejidos en cicatrización para conseguir estabilidad de los tratamientos.

Síndromes Faciales

Las alteraciones esqueléticas generan asimetrías faciales y alteraciones del desarrollo. Con los dispositivos de distracción osteogénica es posible recuperar alteraciones como las asimetrías faciales presentes en la Microsomia Hemifacial.

Síndromes Faciales

En el largo plazo, las cirugías posteriores son capaces de entregar resultados óptimos, utilizando también técnicas de reconstrucción ósea, cirugía ortognática, y reconstrucciones protésicas.

Síndromes Faciales

Fisuras Labio Palatina

Estas patologias son complejas en su tratamiento. Hoy dia son parte del G.E.S. de forma que todos los portadores de esta alteración pueden ser tratados mediante cobertura de Isapre o FONASA. La enfermedad consiste en la falta de union de una o mas estructuras como el labio, proceso alveolar, paladar duro o blando. Esto implica alteraciones para la alimentación, para hablar e incluso para respirar.

Fisuras Labio Palatina

Estas enfermedades son tratadas en cirugías sucesivas en las etapas mas precoces como lo son el cierre del labio y el paladar, otras posteriores como lo es la etapa de injertos óseos y otras finales como son la cirugía ortognática y las cirugías nasales. Hoy día, un paciente con esta malformación puede ser tratado e integrado a la sociedad sin mayores complicaciones, gracias a un equipo de trabajo multidisciplinario.

Fisuras Labio Palatina

Rehabilitación Facial

Pacientes que han sido victimas de patologías agresivas de la cara, usualmente presentan la necesidad de rehabilitar la función y la estética facial para reconstruir su vida social. Resecciones facial debido a tumores y patologías agresivas exige que el paciente se pueda reintegrar al mundo en el que vive.

Estos problemas pueden ser abordados con reconstrucciones de tejido o con la instalación de implantes craneofaciales que permitan mantener prótesis faciales. Pacientes con problemas como la ausencia congénita o adquirida de pabellón auricular, deficiencias por perdida de globo ocular, deficiencias por perdidas de estructura nasal (generalmente por tratamiento de cáncer) perdidas de sectores de a cara como los pómulos, orbita, entre otras, pueden ser tratados con implantes craneofaciales y prótesis facial.

Rehabilitación Facial

Los procedimientos son realizados con anestesia local o general y permite resolver los problemas rápidamente. La instalación de los implantes se realiza con motor específico para el procedimiento y mediante perforaciones sucesivas se instalan los implantes de titanio que se oseointegraran después de algunos meses de instalados los implantes. Posteriormente se instalaran las prótesis faciales, de oreja, nariz, ojo, entre otras, permitiendo que nuestro paciente se re integre a la sociedad sin limitaciones del punto de vista estético.

Rehabilitación Facial

En estos procesos también se utilizan implantes largos que se anclan en lugares específicos por dentro de la boca.

 

Apnea & Roncopatía

¿Es normal roncar?

¿Se puede decir que roncar es habitual?. Se calcula que entre el 20% de los hombres y 10% de las mujeres en el mundo son roncadores; el ronquido también puede ser asociado a apnea obstructiva del sueño, que son episodios donde existe una detención en la respiración sin la incorporación de oxigeno a nuestro cuerpo.

Dependiendo de la gravedad de la apnea (que se determina mediante exámenes complementarios) es necesario realizar intervenciones quirúrgicas que permitan desarrollar una vida normal.

El síndrome de apnea del sueño puede presentarse en diferentes etapas de la vida; además de las alteraciones del sueño, genera la necesidad de la respiración bucal, nociva en muchos aspectos de la vida. Esto genera cambios faciales importantes, caracterizados por:

  • Cara alargada
  • Labio superior pequeño que deja ver los dientes superiores con la apariencia de dientes grandes
  • Paladar ojival (paladar que está “hundido”)
  • Mal posición dentaria y mal oclusión dentaria
  • Labio inferior agrandado y generalmente sin soporte (“colgando”)
  • Hundimiento de pómulos que asemeja una nariz grande sin serla
  • Actitud de hombros caídos

Además de estos problemas, nuestro paciente esta con constante sueño o somnolencia durante el día, lo cual determina cambios graves en el animo, disminución en la capacidad de concentración, generalmente presentan un mal rendimiento escolar y en ocasiones son capaces de dormirse en cualquier momento, incluso manejando un vehículo.

Esta claramente definido en investigaciones mundiales que la apnea obstructiva del sueño puede generar hipertensión arterial, infarto, muerte prematura, impotencia sexual, entre otras complicaciones importantes.

Las causas del problema son variadas y pueden ser locales o centrales. Dentro de las locales se encuentran las obstrucciones nasales y las alteraciones esqueletales; todas ellas se agravan con el aumento del peso del paciente.

¿Que intervenciones se pueden realizar?

Quienes tratan el problema están presentes como un equipo multidisciplinario que incluye neurólogo, otorrinolaringólogo, cirujano maxilofacial, kinesiólogo, disfuncionista, entre otros.

Una parte del tratamiento quirúrgico es realizado por el equipo de otorrinolaringología, mientras otra parte de las cirugías son realizadas por los equipos de cirugía oral y maxilofacial.

Esta ultimas cirugías consisten en aumentar el diámetro de la vía aérea y realizar cambios mecánicos que permitan una respiración adecuada; con ello se obtiene la capacidad de que una mayor cantidad de oxigeno pueda pasar por los lugares apropiados.

Los casos mas complejos se tratan con avances bimaxilares y de mentón en una variación de la técnica de cirugía ortognatica en la cual se realizan osteotomías maxilares y mandibulares que permiten alcanzar estos objetivos

Apnea & Roncopatía

Existen otras modalidades y técnicas quirúrgicas destinadas a mejorar la respiración. Estas son dependientes de cada caso y se asocian a la gravedad de la patología.


 

Fracturas Faciales

Trauma Facial

El trauma facial es una situación frecuente en nuestra sociedad. Las causas del trauma facial son variados y típicamente los clasificamos según el grado del impacto y las secuelas faciales: El grado del impacto implica un bajo grado como una caída, mediano grado como una caída de una bicicleta o un golpe y elevado grado que corresponde a golpes de gran energía como os accidentes automovilísticos.

Los traumas faciales pueden llevar a rupturas de la continuidad de tejidos duros o blandos; vale decir, una laceración o corte en la cara corresponde a un trauma así como también una fractura de huesos de la cara o dientes.

Las fracturas faciales pueden ser tratadas de forma quirúrgica o no quirúrgica; sin embrago, es la primera la que presenta mejores indicadores de éxito, restablecimiento de la función y de la estética. Uno de los objetivos primordiales del manejo del trauma facial esta en la rápida re incorporación del individuo a la sociedad y a sus actividades diarias.

Trauma Facial

Fractura de Mandíbula

La fractura de mandíbula es frecuentemente asociada a golpes de elevado impacto; la mandíbula es un hueso muy duro y que presenta dos articulaciones que permiten mover la mandíbula para hablar y comes; regularmente, en fracturas mandibulares el paciente no puede realizar los movimientos normales de la mandíbula de forma que es necesario reparar y reconstruir la arquitectura mandibular. La cirugía es realizada con anestesia general y exige la reconstrucción del hueso fracturado con placas y tornillos de titanio. Los accesos quirúrgicos son controlados por dentro de la boca o a través de la piel de forma que es posible obtener buenos y rápidos resultados con bajos índices de complicaciones postoperatorias.

Fractura de Mandíbula

Fractura de Hueso Cigomático y Órbita

Esta fractura es frecuente en agresiones ya que los golpes de puño o pie directamente atañen el pómulo y sus alrededores. Las fracturas de estos huesos exigen evaluación inmediata de la función y estética.

Alteraciones funcionales generadas por estas fracturas son la visión borrosa, visión doble o incluso la ceguera. Muchas veces el ojo no presenta una adecuada movilidad; también la rotación del fragmento fracturado muestra el aumento en el ancho de la cara asi como la alteración de la estética facial.

El tratamiento es generalmente quirúrgico y consiste en reorganizar los sitios fracturados, fijándolos con placas y tornillos que permitan estabilizar el hueso. La orbita se controla con la reconstrucción del piso orbitario o la reducción de los huesos que mejoran la función visual.

Fractura de Hueso Cigomático y Órbita

Fracturas de Maxila

Estas fracturas llevan a desplazar el segmento maxilar fuera de la posición normal. La mordida generalmente se altera y muchas veces lleva a una mordida abierta o mordida cruzada. Se pierde la sensibilidad de la región facial y es necesario realizar una cirugía para reposicionar el hueso en su lugar correspondiente. La maxila es fijada con placas y tornillos; la cirugía generalmente es por dentro de la boca lo cual disminuye la cicatriz y las complicaciones estéticas.

Fractura de Otros Huesos de la Cara

Existen otras fracturas como la de los huesos de la nariz y hueso de la frente que requieren evaluación y posible tratamiento quirúrgico. Muchas veces son utilizadas placas y tornillos para estabilizar las fracturas con accesos quirúrgicos que permiten reconstruir el tejido dañado sin generar grandes cicatrices.

Fracturas Dentarias

Este tipo de fracturas requieren evaluación inmediata, ya que muchas posibilidades terapéuticas son tiempo dependientes de forma que pueden ir desde la inserción inmediata del diente perdido hasta la fijación con alambres que permiten estabilizar el diente fracturado. Los procedimientos son generalmente ambulatorios y exigen un control cercano con el terapeuta. Según el tipo de trauma dentario, los dientes se pueden perder, se pueden reimplantar o se pueden reparar.

Fracturas Dentarias

Trauma en Tejidos Blandos

Estos traumas son complejos en su tratamiento ya que necesitan una atencion rapida e integral, manteniendo el compromiso de visualizar la dificultad del momento asi como tambien la estetica futura. Las lesiones de tejido blando, como los musculos y la piel deben ser suturados adecuadamente para mantener la integridad funcional. La encia y los tejidos bucales tambien deben ser manejados de forma apropiada para mejorar el pronostico y la funcionalidad.

Trauma en Tejidos Blandos

 

Tumores & Quistes

Quistes

Los quistes maxilo mandibulares son variados en términos de formas, disposiciones y gravedad. En su mayoría son benignos, aunque la destrucción que ellos hacen y su potencialidad de recidiva hacen que su comportamiento sea de difícil manejo. Los quistes tienen diferentes nombres según el origen. Algunos son de origen dentario y otros no lo son; lo cierto es que cualquier tipo de lesión debe ser biopsiada para tener claridad sobre el diagnóstico.

Quistes

Los quistes inflamatorios son los mas comunes y se asocian a dientes que no han erupcionado y se encuentran dentro de los huesos maxilares o a infección secundaria de los dientes; el desarrollo del quistes generalmente no genera síntomas, pero puede llegar a doler y deformar el hueso cuando este se infecta o crece demasiado.

Quistes

Por otra parte, hay otros tipos de quistes que se desarrollan sin motivo aparente, en lugares anatómicamente complejos, requiriendo tratamiento de la misma forma que otros quistes.

Tratamiento

El tratamiento de los quistes consiste en el retiro del mismo mediante cirugía de enucleación quística. En casos donde el quiste es muy grande se puede optar por una técnica de descompresión quística donde se instala un dispositivo que permite que reduzca el tamaño de la lesión durante un tiempo; posteriormente la lesión debe ser extirpada totalmente para permitir la regeneración de los tejidos sanos. El manejo quirúrgico de los quistes requieren visualizar las condicionantes posteriores para la rehabilitación y condiciones de vida del paciente.

Quistes

Tumores

Los tumores son masas que crecen dentro de ciertos limites anatómicos. Pueden ser benignos o malignos y causan destrucciones de alto nivel. Del punto de vista oncológico, los tumores malignes requieren una rápida intervención con un equipo multidisciplinario; cuando son benignos, al igual que los quistes generan amplias destrucciones y muchas veces se debe realizar tratamientos quirúrgicos complejos que implican la reconstrucción posterior. Los tumores también pueden ser originados en los dientes, en estructuras próximas a los dientes, en el hueso o en los tejidos blandos que lo rodean.

Tumores

Tratamiento

El tratamiento para estas lesiones consiste en la enucleación de la lesión o la resección del segmento óseo comprometido; esto depende generalmente de la extensión y del comportamiento del tumor, de forma que la técnica quirúrgica debe ser valorada con estudios de imagen que permitan definir aspectos de la lesión.

Cuando realizamos la cirugía para retirar la lesión, es posible reconstruir el tejido lesionado de forma inmediata. Generalmente optamos por realizar un injerto óseo proveniente de la cadera a fin de no perder la arquitectura facial. En ocasiones también utilizamos placas y tornillos a fin de estabilizar los segmentos óseos; un aspecto fundamental esta en la rehabilitación posterior del paciente, ya que muchos de estas lesiones incluyen dientes. En esos casos, es posible recuperar la estética y la función mediante implantes dentales que ayudan a soportar el postoperatorio de nuestros pacientes.

Tumores

Reconstrucción Ósea Maxilo Mandibular

Las deficiencias óseas en los maxilares se producen debido a presencia de patologías o perdidas dentarias. Los injertos óseos son necesarios para recuperar la forma de los tejidos junto a la función que desarrollar.

De esta forma, la perdida de sectores óseos debido a patología tumoral o quística requieren la continuación de los mismos mediante injertos óseos, generalmente obtenidos de cresta iliaca. Una parte importante de estas reconstrucciones son realizadas en el mismo tiempo quirúrgico que la resección ósea.

Reconstrucción Ósea Maxilo Mandibular
Reconstrucción Ósea Maxilo Mandibular

 

Glándulas Salivales

Mucocele

Los mucoceles son quistes de extravasación mucosa y se producen en las glándulas salivales menores que existen en cualquier parte de la boca. Se producen por un bloqueo del canal de salida de la saliva de la glándula, lo que hace que se acumule el líquido sin posibilidad de salir de la glándula; clínicamente se presenta como un crecimiento anómalo (generalmente en el labio) que se puede reventar con una mordida, o algún elemento extraño (uñas, alfileres, etc); cuando esto ocurre, la lesión vuelve a presentarse de una forma más agresiva y nuevamente comienza a crecer llegando a tener tamaños aún mayores, invadiendo tejidos vecinos.

El tratamiento consiste en la eliminación de la glándula salival pues no existe la posibilidad de repararla; la función de ella se puede reemplazar por las otras glándulas presentes en la boca, de forma que no existen secuelas posteriores. La cirugía se puede realizar perfectamente con anestesia local y toma cerca de 1h, dependiendo del tamaño de la lesión; luego de 10 días aproximadamente ya se esta en condiciones de retornar a las actividades normales.

Mucocele
Mucocele

Ranula

La ránula es un nombre popular entregado a lesiones de glándulas salivales del piso de boca. Existen glándulas mayores que al ser obstruidas comienzan a crecer al igual que lo hace un mucocele, con la diferencia de que al ser de mayor tamaño toman un aspecto brillante y que muchas veces desplaza la lengua haciendo difícil la alimentación, fonación o simplemente el descanso de la lengua sobre el piso de la boca.

Esta obstrucción se produce por patologías de la glándula o pequeños cálculos que se ubican en el lugar de salida de la glándula. En algunos casos se presentan sintomatologías complejas de la patología.

El tratamiento de esta enfermedad es quirúrgico y consiste en la remoción de la glándula o bien en la realización de una abertura que permita la salida de saliva hasta formarse un nuevo conducto salival. Ambas técnicas tienen distintos porcentajes de éxito y deben ser evaluados y considerados por el paciente. En términos generales, se realiza con anestesia general y finalmente se llega a una buena resolución del cuadro clínico.

Ranula

Sialolitos o Cálculos Salivales

Son formaciones solidas que se producen en la glándula salival y que llevan a obstrucciones glandulares. Estos se pueden producir en cualquier glándula salival y determinan el aumento del volumen regional debido a la obstrucción producida; la congestión salival hace que exista deformidad y en algunas oportunidades perdida de la función lo cual exige una intervención quirúrgica para resolver el cuadro. En algunas oportunidades es posible retirar el calculo, en otras realizar una segunda vía de evacuación o finalmente retirar la glándula afectada.

Las cirugías son realizadas con anestesia general y el cuadro se resuelve sin inconvenientes.

Sialolitos o Cálculos Salivales

 

Cirugía Oral & Infecciones

Cirugía Dentaria y Endodóntica

Dientes Incluidos

Los dientes incluidos son dientes que no erupcionan o lo hacen parcialmente. El porque de esta situación responde a diversas condicionantes, como la estructura facial, genética, condiciones de la boca, entre otras. Los dientes incluidos se encuentran alojados dentro del hueso y pueden generar complicaciones como dolor, infección, tumores, quistes, entre otras patologías. La indicación general es tratar de forma quirúrgica estos dientes o mantenerlos con estricto control radiográfico y clínico.

Molares del Juicio (Terceros Molares)

Son los dientes incluidos mas frecuentes. Los inferiores son los mas complejos en términos de inclusión ya que se encuentran cerca del nervio alveolar inferior, responsable de la sensibilidad de los dientes, mentón, labio del mismo lado; de esta forma, la extracción de estos dientes debe ser criteriosa, vislumbrando no alterar esta estructura nerviosa. Para los terceros molares superiores la situación mas compleja se observa en la cercanía al seno maxilar, cavidad que se encuentra sobre los dientes superiores, ya que es posible encontrar comunicaciones buco sinusales posteriores debido a la profundidad de la inclusión dentaria, siendo necesario realizar procedimientos quirúrgicos en el mismo acto o posteriores.

Dientes Incluidos
Dientes Incluidos
Dientes Incluidos

“Inflamación de la encía debido a inclusión del tercer molar. Fenómeno conocido como pericoronitis, caracterizado por ser muy doloroso y con disminución de la abertura bucal”

Inflamación de la encía debido a inclusión del tercer molar

Para retirar estos dientes es necesario realizar un corte en la encía y el tejido muscular que rodea los molares; l extensión de esta depende de la magnitud de la inclusión, de la calidad ósea y del tipo de paciente; posteriormente realizamos osteotomías o cortes en el hueso para aumentar el espacio y la visión del sitio operatorio a fin de no ejercer presión excesiva; finalmente se realizan cortes en el diente a fin de realizar el retiro del mismo en partes según sea necesario.

Inflamación de la encía debido a inclusión del tercer molar

Los principales riesgos de esta cirugía están en la lesión del nervio alveolar inferior, fracturas de mandíbula debido a presiones excesivas, infecciones (cercano al 5%) y comunicaciones buco sinusales y dentro de las condicionantes posteriores están la limitación de la función bucal y el edema característico de la región.

La cirugía puede ser realizada con anestesia general y local y responde a las capacidades individuales de cada paciente, ya que no todos los pacientes soportan tratamientos de esta complejidad.

Caninos incluidos

Los caninos son los últimos dientes en erupcionar. Son muy importantes para la dinámica oclusal y la estética de forma que es necesario realizar los tratamientos visualizando la mantención de estos dientes. Para tratar los caninos se pueden realizar dos técnicas.

Caninos incluidos
Caninos incluidos

Uno de ellos busca rescatar el diente de su posición anómala (generalmente en el paladar) para poder integrarlo la arcada dentaria; para ello existe un tratamiento de ortodoncia conjunta que va posicionando los dientes en sus respectivos lugares. La cirugía consiste en la instalación de un dispositivo que permite realizar la tracción del diente en etapas posteriores con las fuerzas ortodoncicas, permitiendo que en una cirugía se exponga el diente oculto, se instale el dispositivo y posteriormente se arrastre al lugar correcto.

Caninos incluidos
Caninos incluidos

Una segunda opción terapéutica consiste en la exodoncia del diente. Cuando no es posible realizar la tracción o bien esta contraindicado, es necesario realizar una cirugía para abrir el paladar o la región donde se encuentra (que también puede ser bajo la región nasal anterior) y retirar el diente que se encuentra alojado en el. La cirugía implica cortes de hueso y dientes lo que implica necesariamente el uso de motores, lo cual puede llegar a ser incomodo. La cirugía esta reservada a pacientes con real indicación pues las complicaciones que pueden llegar a tener serán asociadas a cada caso particular.

Caninos incluidos

Dientes Supernumerarios

Son dientes “extras” o también conocidos como “mesiodens” o “paradens” que se desarrollan en diferentes partes de la boca. Se producen en el desarrollo del paciente y son de hallazgo radiográfico; entregan poca sintomatología y están sujetos a causar los mismos problemas de los dientes incluidos aumentando la posibilidad de reabsorber la raíz de dientes definitivos instalados de buena forma; además los quistes y lesiones óseas pueden ser frecuentes; generalmente esta indicada la extracción del diente supernumerario de forma de que no interrumpa el normal desarrollo de los otros dientes; de esta forma, la cirugía se realiza según las condiciones de la pieza dentaria, la que debe ser retirada en el momento oportuno.

Dientes Supernumerarios

La cirugía se realiza con anestesia local o general y requiere reposo postoperatorio acorde a la magnitud de la intervención.

Dientes Supernumerarios

Cirugía Endodóntica

Los tratamientos destinados a salvar los dientes son altamente utilizados hoy día. Sin embargo, en algunos procedimientos de tratamiento de conductos o endodoncias, las complicaciones del lugar anatómicos no pueden ser completamente resueltas.

Los diámetros disminuidos de las raíces dentarias y las múltiples raíces que pueden llegar a presentar implica que el tratamiento endodóntico, aunque bien realizado, no es capaz de resolver cabalmente el problema; cuando esta situación se mantiene se generan quistes o lesiones mas complejas que resultan en perdida de hueso que rodea al diente con la posibilidad de contaminar dientes adyacentes.

En estas condiciones esta indicado realizar un procedimiento quirúrgico para limitar el problemas, consistente en un acceso a la raíz contaminada para amputar parcialmente el limite superior o hasta el punto afectado del diente. Esto permite que al retirar el elemento dañado, la pieza dentaria se mantenga en función por mas tiempo.

En esta cirugía se realiza una incisión en la encía, se desgasta una “ventana” ósea que permita llegar a la región afectada y finalmente se retira el fragmento radicular; a continuación se realiza en sellado de la raíz amputada con materiales biocompatibles.

Cirugía Endodóntica

La cirugía se puede realizar con anestesia local y toma cerca de 1h. Las cirugías de molares son altamente mas complejas que las de los dientes anteriores; también existen reparos anatómicos de alta consideración en algunos lugares. Finalmente es importante determinar el pronostico del tratamiento y las condicionantes futuras de la función dentaria.

Cirugía Endodóntica

Comunicaciones y Fístulas Buco Sinusales

El seno maxilar es un área anatómica bilateral que se encuentra sobre los dientes maxilares. En algunos lugares, el seno maxilar invade los espacios que están entre las raíces dentarias. Infecciones dentales, extracciones complejas y alteraciones anatómicas pueden llevar a que se produzca una vía de contacto o comunicación entre el seno maxilar y la boca. Esta condición es completamente patológica y puede desencadenar graves problemas como infecciones, sinusitis crónica, drenaje de mucus en le boca y alteraciones tisulares importantes.

Estas situaciones deben tratarse de forma quirúrgica, reparando la brecha existente mediante rotación de colgajos o con injertos óseos que permitan sellar el seno maxilar y separarlo de la cavidad bucal.

La cirugía se puede realizar con anestesia local o general y no permite una resolución integral de la patología existente. En oportunidades es necesario realizar posteriores procedimientos para rehabilitar la boca y acondicionarla para desarrollar la función masticatoria y fonatoria normal.

Lo importante es que en estos cuadros se debe realizar un tratamiento precoz ya que en casos acentuados, la degeneración de tejidos blandos lleva a que la patología migre y comprometa otros senos de la cara.

Comunicaciones y Fístulas Buco Sinusales

 

Cirugía de las Infecciones Orofaciales

En algunas oportunidades se generan patologías infecciosas en la boca que desencadenan grandes alteraciones funcionales de la boca y la cara. Cuando la infecciones proviene de los dientes se denomina odontogénica; esta se caracteriza por presentar destrucción ósea del tejido que rodea los dientes enfermos. A partir de ese lugar comienza a producirse la diseminación del fluido que compone la infección (pus), pudiendo expandirse a cualquier sector de la boca. En casos avanzados, infecciones complejas pueden ocasionar el fallecimiento del paciente; las infecciones también pueden obstruir la vía aérea y exigir la hospitalización inmediata.

El tratamiento de estas infecciones es de tipo quirúrgico y se basa en retirar la causa de la infección. Además es necesario explorar y drenar el sitio infectado, pudiendo estar dentro o fuera de la boca; en estos casos es necesario instalar un dispositivo de drenaje que permita el lavado diario y la salida del material infectado. La resolución es muy favorable cuando la patología es tratada en los tiempos oportunos.

Cirugía de las Infecciones Orofaciales

 

Cirugía de Tejidos Blandos

Lesiones Traumáticas

La boca se cubre por mucosa y por encía. Cualquier de estas se puede ver afectada por la presencia de irritaciones, traumatismos o patologías. Cuando existen prótesis dentales se pueden presentar traumas en la mucosa que resultan en la proliferación excesiva de este tejido, lo cual lleva a un crecimiento excesivo del tejido blando.

El tejido se presenta de una forma dura, con poca movilidad y dolorosa luego de algún tiempo. El tratamiento de esta enfermedad consiste en la resección quirúrgica de todo el defecto y la reparación o cambio de la prótesis dental (si es que existiese). El tejido se repara luego de una a dos semanas y se puede desarrollar una función bucal normal y sin alteraciones.

Lesiones Traumáticas

Anquiloglosia

Este fenómeno se produce cuando la inserción de la lengua es baja y no permite una buena movilidad de la misma. En el caso de lactantes es complejo ya que muchas veces no permite la correcta deglución. Con el tiempo, trae problemas en la fonación dificultando la articulación de palabras con las letras “d”, “t”, “r”. A veces se cree que el problema es de articulación de la palabra, cuando en realidad es un problema de restricción anatómica lo que impide movilizar adecuadamente la lengua.

El tratamiento consiste en la resección parcial del frenillo lingual, tejido blando que mantiene la posición de la lengua con el piso de la boca. Dependiendo de la complejidad, la resección puede ser menor o mayor y permite una total movilidad y función lingual. En algunos casos, luego de la cirugía es necesario realizar terapia con fonoaudiólogo a fin de recuperar el daño antes generado por la alteración anatómica.

La cirugía se puede realizar con anestesia local, aunque en pacientes menores es indicado realizarlo con anestesia general.

Anquiloglosia

Resección de Frenillos

Los frenillos labiales son tejidos fibrosos que permiten la inserción y la movilidad de sectores como los labios. En algunos casos, la inserción fibrosa se instala cerca de los dientes o entre ellos, lo cual impide que se realice el cierre dentarios, manteniéndolos separados. Estas condiciones presentan algunas secuelas funcionales y estéticas relevantes. El tratamiento destinado a esta enfermedad esta en conjunto con ortodoncista con quien se realiza el cierre del espacio dentario; conjuntamente se realiza la cirugía para eliminar la inserción fibrosa entre los dientes y reposicionarla en un área superior a fin de no obstaculizar la función de tejidos y la unión de los dientes sea exitosa.

Profundización de Vestíbulo

Algunos casos de edentulismo total (perdida dentaria completa) se caracterizan por presentar atrofia de hueso y descenso en la inserción de los tejidos blandos. Cuando existe perdida dentaria, el hueso se reabsorbe casi totalmente en el largo plazo; esto implica que los músculos faciales pierden su soporte y se vuelven mas laxos, acrecentante los pliegues cutáneos y aumentando las características del envejecimiento facial. Dentro de la boca, no es diferentes y se puede observar que existe un descenso de los tejidos que van cubriendo el maxilar y el maxilar va “subiendo” debido a la perdida de hueso. La inserción de dentaduras totales (prótesis) en estos casos es mas compleja ya que pequeños movimientos de labio pueden generar el desalojo inmediato de la prótesis.

En estos casos una de las alternativas mas viables esta en la inserción de implantes dentales. Cuando no es posible debido a condicionantes biológicas o económicas es necesario realizar una cirugía para reposicionar la inserción de los tejidos blandos. Esto consiste en que se debe hacer un lifting suspensorio de tejidos para conseguir una nueva inserción de los músculos y con eso llegar a una altura adecuada que permita la confección de una prótesis estable, funcional y estética.

Biopsias

Las biopsias son procedimientos destinados a realizar diagnósticos histopatológicos que permitan definir algunos tipos de enfermedad y su tratamiento mas adecuado. En términos generales, casi todas las lesiones de la boca deben ser biopsiada a fin de obtener seguridad de la enfermedad en cuestión. Las biopsias pueden retirar parte de la lesión o la totalidad de ella; el procedimiento se realiza con anestesia general o local y depende de la ubicación anatómica y de los riesgos del paciente.

 

Cirugía Ósea de la Boca

Exostosis Óseas

Estas lesiones son crecimientos óseos en lugares incorrectos debido a estímulos ambientales o genéticos lo que lleva a un crecimiento excesivo y localizado. Regularmente se encuentran en el paladar, reborde lateral superior o interior en la mandíbula. No generan grandes sintomatologías y son obstáculos para la rehabilitación de personas parcialmente edentulas. En esos casos es necesario realizar una cirugía para regularizar la estructura ósea y permitir que un sistema protésico pueda ser llevado sin inconvenientes. La cirugía se realiza con anestesia local y no presenta grandes complicaciones postoperatorias.

Exostosis Óseas

Regularizaciones del Reborde Óseo

En casos de perdidas dentarias y alteraciones miofuncionales es posible observar irregularidades del arco maxilar y mandibular que impiden un tratamiento rehabilitador adecuado. Esto conlleva a que una prótesis dental no pueda ser insertada de forma normal y genere dolor, irritación y en algunos casos infecciones. Para ello se debe realizar una intervención destinada a regularizar la imperfecciones existentes.

Esto consiste en una cirugía que permite acceder a las imperfecciones óseas y mediante limas y motores se pueden llegar a dejar zonas regulares donde una futura prótesis pueda entrar sin inconvenientes y sin generar irritaciones.